logo compuesto

Aikido para Niños

La práctica del Aikido desarrolla gran capacidad física, flexibilidad, concentración, equilibrio (tanto físico como mental), y contribuye a que los niños se sientan mejor con su cuerpo dándoles mayor confianza en si mismos y mejor comunicación con los adultos. Las clases están orientadas a brindarles un espacio para explorar y desarrollar todas sus potencialidades tanto física, mental, espiritual y social. Esta forma de práctica desarrolla la sociabilidad en los chicos y fortalece el carácter. Pero no hay que olvidar que el Aikido es un arte marcial y como tal también aprenden a defenderse de las agresiones externas y a no paralizarse frente a una situación de riesgo. Una clase de Aikido para chicos se compone de gimnasia, elongación, ejercicios de movimientos básicos, caídas, técnicas con los compañeros y diversos juegos. A través de la gimnasia, juegos, técnicas de defensa personal, posturas y diversos ejercicios en un clima divertido y dinámico, se integran todos los aspectos del aprendizaje de los niños. Sin dejar de lado la etiqueta, el respeto y el compañerismo.

Juego y aprendizaje

El juego es indispensable en el aprendizaje de los niños Es la manera más natural de aprender. A través del juego desarrollan la creatividad y la curiosidad. Las clases de Aikido para niños están orientadas filosóficamente en este concepto de aprendizaje en el cual el niño se desarrolla mediante sus pautas aunque sin perder el encuadre de respeto y etiqueta. El instructor supervisa y otorga el ambiente adecuado para que puedan aprender de ellos mismos y de otros niños sin violencia y en conjunto. Las técnicas de Aikido se construyen entre dos, es por ello que los niños aprenden a cooperar entre ellos para lograr objetivos comunes. Los juegos que se utilizan en las clases están orientados a desarrollar velocidad, fuerza, resistencia, equilibrio y coordinación para que se sientan más seguros de si mismos y de sus propias acciones. Que sientan curiosidad ante nuevas situaciones y se muestren dispuestos al cambio.

¿Por qué los niños deben entrenar Aikido?

“Educa a los niños y no será necesario castigar a los hombres”. - Pitagoras

Aikido es un arte marcial no agresivo. ¿Qué significa ésto? Simplemente, que su hijo nunca podrá iniciar una pelea con Aikido - solamente podrá finalizarla. El Aikido no estimula a que los niños vayan por todos lados pateando y golpeando a sus amigos, puertas o perros; ya que las técnicas de Aikido se usan sólo ante una agresión. Ayuda a los niños en la Escuela, ya que a través de la práctica del Aikido, los niños desarrollan tranquilidad y pensamientos más claros. Como resultado, absorben más fácilmente los conocimientos y piensan con más claridad. Enseña a los niños a defenderse de forma práctica; desequilibrando y controlando sin lastimar a sus agresores, quienes la mayoría de las veces son niños mayores. Además, de esta forma evitan el problema que se podría dar, si la única forma que conocieran de defenderse fuera golpear o patear. Ademas, cualquiera puede ser bueno en Aikido. La práctica del Aikido no requiere de habilidades especiales. La clave para progresar en Aikido (y la vida) es simplemente perseverar y tener una actitud positiva ¿Podemos enseñarle algo mejor a nuestros hijos?

Por informes e inscripción no dude en contactarnos o dirigirse a Av. Vélez Sarsfield 910, de lunes a viernes de 18.00 a 22.00 hs.